DECU_F_E

Escritos del Siervo de Dios Doctor Ernesto Cofiño.

Imprimir

Trabajo, santidad, alegría

“El trabajo es elemento esencial en nuestra santificación. El trabajo debe ser santificado. El trabajo debe ser santificado para que nos santifique y santifique a los demás. Debe existir un perfecto equilibrio entre el trabajo, la vida familiar y la vida ascética, combinado de tal forma que se completen uno con otro. Hasta la cosa mas pequeña en nuestro trabajo ordinario debemos ejecutarla con presencia de Dios. El trabajo debe ser hecho siempre con alegría, independientemente del resultado practico”.