DECU_F_E

Escritos del Siervo de Dios Doctor Ernesto Cofiño.

Imprimir

En la precariedad de la existencia humana, Jesús lleva a término el sentido de la vida

"Luego, nuestra insignificancia, nuestra miseria, nuestros defectos, nuestra pobreza: ¡no son nada! Lo importante es lo que Dios esta añadiendo, lo que Él pone, lo que Él quiere. Y por nuestra parte, la docilidad, el saber dejarnos llevar.
No es fácil, pero es el único camino, y para lograrlo pedirle a San José que interceda por nosotros; a nuestra Señora que nos enseñe cómo debe hacerse para llegar hasta el fin del camino". (Cuaderno 3-1, pág. 8)